¿Qué tiene que ver un sandwich contigo?

En 1748, el político y aristócrata británico John Montagu, el 4º conde de Sandwich, pasaba demasiado tiempo jugando a las cartas en sus ratos de ocio.

A tal grado que no se levantaba de la mesa para ir a comer.

Por ello, le pedía a sus ayudantes que le trajeran un pedazo de carne entre dos panes.

Se dice que sus compañeros de mesa empezaron a pedir “lo mismo que Sandwich” hasta que se transformó en un simple “sandwich”.

Ahora es probable que no olvides la historia de quién inventó el sandwich.

Esto es debido a que por más de 27,000 años, desde que las primeras pinturas rupestres fueron descubiertas, contar historias es uno de nuestros métodos de comunicación fundamentales.

Hace poco se descubrió en España que cuando nos cuentan una historia, no solo se activan las partes del cerebro relacionadas con el lenguaje, sino que también se activan todas las áreas del cerebro que usaríamos al experimentar esos eventos.

Frases cómo “Messi pateó la pelota” activaban la corteza motora, región en el cerebro que coordina los movimientos del cuerpo.

En la universidad de Princeton encontraron que las historias permiten implantar ideas, pensamientos y emociones en los cerebros de quiénes las escuchan.

Entonces, ¿qué tiene que ver un sandwich contigo y tu negocio?

Que toda persona tiene una historia detrás. 

Algunos lo llaman “visión”, sin embargo, cuando yo pensaba en ese término, no lograba aclarar mi objetivo.

 

Por eso piensa en cuál es la historia, los valores y lo que sí es (o aspira a ser) tu marca/proyecto. 

Ahora pregúntate…

¿Cómo usarás las historias para crecer tu marca?

Y aún más importante: 

¿Cuál es la historia que está detrás de tu marca?